DELEGADO DETRÁS DE LAS PROTESTAS EN AYUNTAMIENTO

0
1197

SEMANARIO ABC. Su medio informativo.
TIJUANA, BC, MX.

Nuevamente el ciudadano tijuanense que es honorable y respetuoso de la ley, tendrá que se soportar al malandrín de boca y manos, ambas tan grandes que las utiliza para extraer de los bolsillos de quien menos tiene la poca morralla que ha ganado. Usted entenderá de quién hablo verdad. El delegado, un cargo que aún no se la dado pero que ostenta, Ignacio Acosta Montes, y a su vez antorchista que quiere hacer arder a toda una delegación con sus ambiciones tan negras como sus pensamientos, ha manipulado a los miles de necesitados y carentes de estudios para hacer lo que le plazca con los ayuntamientos o en pocas palabras “el muy cabrón mueve a los pobres para ganar unos cuantos pesos”, eso para el resto de la comunidad se califica como gandalla.

El gandalla actúa de nueva cuenta y esta vez, aún siendo un delegado, se encuentra detrás de las protestas que se han venido suscitando en la alcaldía y un ejemplo claro es el que ocurrió este viernes 17 de marzo en el que más de un centenar de personas, en su mayoría personas de la tercera edad con necesidad de recursos, son movidos por estas manos sin escrúpulos que no le importa el sol ardiente que pega en las frentes de estas personas, a las puertas del ayuntamiento para exigir más poder y hostigar a los funcionarios a hacer lo que este siniestro hombre quiere.

Lo sorprendente de esta ocasión es que el mini-alcalde, Ignacio Acosta, su profesión es ser profesor, lo que por obligación es ser dedicado a la enseñanza, pero pregunte usted qué ha enseñado a la comunidad de Tijuana, pues verá usted, el profesor criminal ha hecho de la delegación Presa Este un negocio, y adivine qué, el dinero es a costa de los pobres, sí efectivamente, de estas personas que las ve usted que se movilizan y bloquean las calles de esta ciudad. Las acusaciones que su misma gente le ha reprochado en varias ocasiones van desde el cobro de piso hasta la venta de agua. Imagine usted tener que pagar a quien no es de una institución como lo es CESPT el pago por el servicio del agua, eso es un acto criminal.

Más que una persona dedicada a educar a enseñar a los demás valores de humildad y compasión, es un alguien que se vale de las artimañas que aprendió de los más bajos instintos perversos para aplicarlas en la cotidianidad, como aquella vez que ordenó quemar 11 casas en Lomas del Valle y con esto aprovechar el caos para despojar a los habitantes de sus tierras o como la vez que fue denunciado públicamente por un pastor religioso, Albert Rivera, de forzar a los directores de un centro de rehabilitación, ubicado en colonia Las Carretas, en prestar a sus internos a marchar y de ser requeridos como “porros” contra el ayuntamiento.

Pero esto no ha parado. Se dice que no más es la fachada de algo más tenebroso, ya que la gente lo ha comparado con un gánster de la mafia siciliana, porque en reiteradas ocasiones se le ha visto el cobrar el derecho por colgarse en el luz, entiéndase que las personas cuelgan sus diablitos, tal cantidad supera los 100 pesos o el hecho de que cobra 200 por utilizar el agua a los residentes de esta delegación.

Pero, sepa usted, que este pseudo luchador social y líder antorchista, no es más que un vulgar y corriente hombre que opera bajo la causas sociales a las que la alcaldía ha sabido atender oportunamente en cada administración.
(BOB)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here